lunes, 31 de agosto de 2020

REPTE NONSTOP ASSOLIT

Recuerdo hace mucho tiempo cuando salió el tema del Banco de los Alimentos. Aquel día se habló de hacer un reto para esta gente, pero... de lo que se habló a lo que realmente se hizo, no tenía mucho que ver. El formato fue propuesto por un loco de Roquetes, ya que lo quería NONSTOP. Además, este mismo loco quería que el final del reto fuese en su pueblo. Creía que un reto tan exigente merecía acabar en un sitio donde pudiéramos recibir el calor de la gente y conociendo a su gente y la gente de les Terres de l'Ebre, Roquetes tenía que ser el destino final. 

Recuerdo, también, el día que estábamos dando una charla en Roquetes sobre el reto, incluímos ( Marc y yo ) a una integrante más, Elena Ferreres. Ella aquel día venía para escucharnos y se fue aceptando el reto de 600km non stop... Tuvo dudas hasta el día antes de empezar, pero si nos fijamos con sus bailes el día de llegada no se arrepiente de acompañarnos en este viaje. Lástima de Cesar, su marido, que el riesgo que tenía con el tema covid lo dejó fuera del grupo de asistencia. Sé, porque lo conozco bien, que se lo hubiera pasado genial. 

Un largo camino de dificultades hasta llegar el 23 de agosto a Sant Martí d'Empúries, ya que el COVID quería quitarnos nuestras "vacaciones" y de paso quería amargarnos nuestro día a día. Al final gracias a quien sea ( no creo en dios ) estuvimos 13 personas y sus asistencias en Sant Martí d'Empúries para emprender el viaje, un viaje llamado CAMINO DE LA ESPERANZA. 

La salida era de 3 grupos que irían avanzando, de manera que cada uno de ellos gestionaba el descanso, el dormir, el ritmo, etc. para poder llegar el sábado por la tarde en Roquetes. Pero al poco tiempo empezaron los problemas, muchas pérdidas, el calor y el ritmo que teníamos que llevar hacía imposible llegar el sábado en Roquetes (tengo mis dudas ,y allí queda en dudas, si mi compañero Albert, yo mismo y alguno más hubiéramos llegado a tiempo). 

La situación era extraña, ya que la gente recondució el reto para llegar a tiempo haciendo relevos y mientras "LOS ALBERTS" seguíamos haciendo km en solitario. La situación nos hizo reflexionar, eso de correr unos individualmente y otros por relevos, nos hizo detener a los dos. Queríamos ser como todos, no era reto para demostrar nada a nadie, era un reto de todos, no se trataba de ver quién llegaba a tiempo y quién no, por eso, al km 200 decidimos parar y unirnos a los relevos. I que gran decisión! En aquel momento, unimos fuerzas y fuimos indestructibles. Es más, nos unimos con un único objetivo: LLEGAR TODOS! 

Las dificultades y problemas como reto exigente que era seguían apareciendo, pero como gente madura y solidaria que somos los íbamos reconduciendo y así hasta el final. Dice mucho de la gente que formábamos el reto que 13 personas tan diferentes en opinión, ritmos, comidas, descansos, llegaran juntos de la mano para ofrecer unos bailes de felicidad en acabar tan dura travesía. 

En cada "movida" entran personas nuevas en mi vida, el camino de la esperanza no es una excepción, de este reto me llevo amigos, sí, amigos! Sé con quién volvería hacer una locura llena de solidaridad. Tenemos que estar contentos por lo hecho, hicimos algo grande! Hoy hay gente que, gracias a nosotros y vosotros, vivirá con menos angustia y eso es lo más bonito. Vamos a ayudar a mucha gente, nos dieron la virtud de correr, la salut para correr, la solidaridad para correr, pues... corramos señores!!!! 

No destacaré a nadie de forma individual, este reto es de todos, asistencias, corredores, colaboradores, ayuntamientos, clubs, gente, fotógrafos, prensa, etc etc. 

Como dijo Dani espero que haya una segunda edición. Marc lo empezó todo, nosotros le seguimos y ahora nos toca entre todos que tenga continuidad, porque la tienen que tener. Ahora necesitamos descanso, relax, liberar las mentes, cargar energía y compensar a nuestras famílias nuestras ausencias. Pero lo dicho, cargamos pilas y sin prisas ni agobios nos reinventamos de nuevo. Yo no sé si podré estar como corredor, asistente, colaborador o fotógrafo pero allí estaré de alguna manera, al igual que mi gente, mi club y mi pueblo. 

Hoy soy un poco más feliz que ayer y esa es mi filosofía de vida, aportar, sumar, tener claro que nunca nos recordaran por nuestras victorias, pero seremos eternos con nuestros actos. He querido llevar siempre la bandera de mi pueblo por todos los rinconcitos del mundo, es una manera de compensar lo agradecido y orgulloso que estoy de ellos, mis retos son sus retos y entre ayuntamiento, família, Trail Roquetes, gente y yo mismo formamos un equipo donde solo gana uno: ROQUETES. 

No hay comentarios: